Que visitar » Cultura » Arquitectura religiosa
Iglesia de San Pedro de Ansemil

De estilo románico cabe destacar también esta iglesia monacal prerrománica que perteneció al convento de monjas benedictinas de San Pedro de Ansemil, que ya existía en el año 1087. Adosada a ella se levanta una capilla gótica del siglo XIV. Cuenta además con un sepulcro con fecha de 1341 que guarda los restos del famoso caballero Diego Gómez de Deza.

Monasterio de Carboeiro (S.XII)

Situado en un inmejorable emplazamiento, a orillas del Deza; San Lorenzo de Carboeiro, fue fundado en 936 por los Condes de Deza. Construido por discípulos del Maestro Mateo, artífice del Pórtico de la Gloria, está considerado la joya del románico ojival gallego.
Los restos de dependencias monacales fueron abandonados hacia el siglo XV.
En la actualidad el monasterio conserva la iglesia románica y partes del cenobio benedictino. El templo, se edificó hacia 1171 y ha sido restaurado recientemente. En los meses de julio, agosto y septiembre cuenta con un guía turístico para mostrarlo a los visitantes. Durante el resto del año un operario del ayuntamiento lo mantiene abierto al público de mañana y tarde en horarios más reducidos.

Iglesia Monacal de S.Pedro de Vilanova
Antiguo Monasterio de monjas benedictinas, remonta sus orígenes a mediados del siglo XII. Fue fundado por Doña Gutroda, concibiéndolo para albergar en él una comunidad monástica femenina. Edificado a base de grandes sillares graníticos perfectamente escuadrados, se trata de una construcción de una única nave de tres tramos cubiertos con bóveda de cañón entre fajones que desembocan, tras un tramo recto de considerable profundidad, en una cabecera semicircular cerrada con bóveda de cascarón.
Monasterio de San Salvador de Camanzo

De estilo románico, data del siglo S.XII aunque conserva restos prerrománicos en el trazado de sus ábsides. En un principio fue monasterio de monjes y luego pasó a ser de monjas benedictinas. Ha sufrido grandes reformas en el muro meridional, en el interior y en la torre de los pies. Destacar de este monasterio sus frescos, muy bien conservados.

Iglesia de San Miguel de Goiás

Iglesia románica del siglo XII. Destaca en su fachada dos arcos ciegos. El ábside es semicircular y está ampliada. Las ventanas con arcos exteriores sobre columnas, el arco triunfal y los capiteles también son originales. Posee una única nave con capillas arrimadas en el cabezal de forma rectangular. Destaca también en la fachada principal el campanario de doble arco con un balcón sobre la fachada y termina con pináculos. En la capilla renacentista de los Salgado-Gundín hay varios enterramientos de los García-Sánchez y entre ellos uno con una estatua de un clérigo de aquel linaje, sus armas están esculpidas en el escudo exterior. También está el escudo de los Quiroga en la capilla lateral opuesta, donde estaba antes el sepulcro con estatua yacente que fué trasladado a la nave central.

Santuario del Corpiño

Situado en la Parroquia de Losón, este gran santuario mariano, uno de los más antiguos y concurridos de la Galicia de interior, levanta aquí su mole neoclásica. Construido a lo largo del Siglo XVIII sobre el solar de la antigua capilla de las Apariciones. La sacristía, la capilla mayor y el camarín de la Virgen fueron construidos en 1746, la cúpula en 1768 y las capillas laterales en 1790. En 1867 se remodeló el conjunto con la construcción de la fachada posterior y en 1900 se terminó el atrio. Destacan sus esquinas con las columnas y la gran cornisa que termina el arranque de dos torres. El campanario de doble cuerpo. También destaca su gran ciborio en la nave central con la linterna sobre la cúpula.
Como observación, decir que el Santuario se levanta sobre un podio de piedra

Iglesia Parroquial de Asperelo

Construída sobre el antiguo solar donado en 1156 al Monasterio de S.Pedro de Vilanova de Dozón por el Emperador Alfonso, no es hasta el año 1225 cuando empieza a edificarse. Construída en sillería granítica, conserva su forma inicial con una sola nave y un ábside rectangular a diferente altura. La puerta principal cuenta con arquivoltas apuntadas, así mismo, sus laterales se enriquecen con dos puertas centrales románicas. En su interior el ábside de la bóveda tiene un derrame interior en arcos de medio punto ligeramente apuntados y un rico conjunto de capiteles y figuras esculpidas.

Encuéntranos en: Twitter Facebook YouTube Flickr